Mira a tu alrededor y descubre #Branded Content oportunidades

Podría gastar varios cientos de palabras para “demostrar, convencer, ilustrar,…” que la publicidad ha evolucionado. Que las nuevas formas de consumir contenido “multitasking” y la incorporación exponencial de nuevos contenidos provocan que cada vez sea más difícil impactar en nuestro target. Tiene sentido seguir con la publicidad intrusiva, o sin ser tan dramáticos, ¿ha alcanzado su madurez (utilizando un símil de marketing)?

¿Estudias o trabajas?

Hoy, la publicidad busca una conversación entre público y marca, una especie de cortejo en igualdad de condiciones (seductor y seducido), en el que los roles se intercambian constantemente. Busca la historia que tus clientes quieran escuchar, que les hagan sentir que tú le entiendes y si ellos se sienten comprendidos, no dudarán en confiar en tu marca.

Photo Credit: Chiara Abbate via Compfight cc

Photo Credit: Chiara Abbate via Compfight cc

Hoy la comunicación es natural, considerando “natural” el modelo de la vida. El “storytelling” no dista de las conversaciones que mantienes con tus amigos, con tu familia, compañeros de trabajo…  El “Branded Content” no deja de ser el libro, la película que eliges para entretenerte, por consiguiente, ofrece algo interesante para que tus clientes seleccione tus contenidos frente al resto (que no es poco). El “engagement” no deja de ser la emoción de la seducción, el flirteo entre dos. Para aprender de fidelidad de clientes observemos a los hinchas de los equipos de fútbol. Es tiempo de observar y encontrar las historias que conecten con nuestro público.

Pero hoy no quería escribir mucho, solamente quería presentar este magnífico vídeo de Artevía que @fernadoArtevia me ha enviado. Artevía nos cuenta en un historia optimista sobre las marcas  y las 3.000 oportunidades que pueden encontrar de mejorar el mundo.

Hoy hablamos de BrandedContent Natural.

Anuncios

Bendito Bares

Bendito BARES

Autor Alfonso Huedo

Autor Alfonso Huedo

En estos días Coca Cola nos ha despertado de nuestro aletargamiento virtual. Un ehh!!!! Despierta y sal a la calle, vuelve al lugar de encuentro de tus amigos, de tus compañeros de trabajo, abandona el “táper” para encontrar un sitio neutral para poder hablar sin censuras delante una cerveza e incluso con una Coca Cola.  Quizás sea momento para solicitar a la UNESCO una Declaración de Patrimonio de Humanidad a los bares, que los proteja de las influencias mercantilistas de los países del “NORTE” y  de su propuesta del IVA al 21%.

Es momento de salir en defensa de aquellos bares, que aplican “Branded Content” en su barra, en sus mesas o terrazas. Sí, porque hay bares que al entrar sientes el aroma del Branded Content de sus dueños, de sus camareros, de sus clientes y de sus copas. Todos conocemos bares que perduran en el tiempo, a las modas e incluso a la burocracia local, son esos bares que tiene personalidad propia que los diferencia del resto y que las franquicias no pueden comercializar “su alma” en forma de royalties.

Ir a un bar es un viaje a otro lugar, la cerveza no nos sabe igual que la que sacamos de la nevera o de una máquina de vending. Cada trago que tomamos lo acompañamos de conversación, miramos alrededor y vemos a la gente que comparte contigo las mismas sensaciones. Los bares con Branded Content emanan una atmósfera diferente, que cada uno busque la etiqueta más apropiada. Cuando tomo un mojito en “Artería, en cada sorbo encuentro el sabor del barrio del Rabal, de los cuadros de los artistas que cuelgan sus creaciones en las paredes, de la gente que continuamos yendo al mismo lugar, de la conversación de los camareros, de las revistas de arte en sus estanterías, de las historias que cuenta Benya de sus viajes y de sus fotos. Es un lugar de escape y de reencuentro.  No ha cambiado en los últimos años, porque su “branded content bar” está presente y sigue todavía con mucha cuerda.

By Jonathan Kos

By Jonathan Kos

Hay formulas “storytelling” para bares que pueden siguen funcionando diferenciándose del resto y ocupando su nicho de mercado salvando la crisis. El “speakseasy”, nombre que procede de los bares de los Estados Unidos servían alcohol de manera clandestina en los años 20. Hoy podemos encontrar en estos “speakseasies” en todas las ciudades, no porque sean clandestinos sino porque hay complicidad entre sus clientes y los bares. Aunque también hay bares que usan esta estrategia del escondite y la exclusividad. Si te gustaría entrar en alguno de ellos te dejo una pista.

El Branded Content se puede servir para una gran marca y también en el Bar de la esquina, solamente tienes que saber combinar bien los ingredientes. Me marcho a tomar un buen BRANDED CONTENT BAR.